viernes, 28 de diciembre de 2012

Hoy mi blog cumple un año !!!

Hoy es viernes y para los seguidores de mi blog será raro que publique un post, pero hoy no es un día cualquiera. Es un día especial para mí porque hace un año que nació El blog de Amaya. Durante este tiempo, he podido realizar una de las cosas que más me gustan: escribir. Lo habré hecho bien o mal, habrá temas que os hayan gustado más o menos, e incluso habréis podido descubrir alguna cosa interesante. Lo que sé es que en todos y cada uno de los posts que he publicado durante este año hay un poco de mí, de mis gustos, pensamientos, vivencias, y mucho más !!!


El blog de Amaya



Quería daros las gracias a todos por estar al otro lado y por ayudarme a hacer realidad mi sueño. Sin vosotros esto no hubiera sido posible y eso es de agradecer y mucho. Espero poder seguir mucho más tiempo escribiendo sobre lo que me rodea y si tenéis alguna consulta, mejora o cuestión respecto al blog, ya sabéis que me podéis escribir a mi correo electrónico: amayabarriuso@telefonica.net.

El Blog de Amaya cumple un año 

Sin más, aprovecho para desearos un feliz 2013 y espero que esté repleto de cosas buenas para todos ;-)

miércoles, 26 de diciembre de 2012

La Tienda de Almudena, marca España

Hace casi dos décadas que Almudena regenta su tienda. Se trata de un local situado al final de la calle Zurbano donde puedes encontrar las botas que estás buscando o el bolso básico para tener como fondo de armario.

La Tienda de Almudena - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Conocí a Almudena el año pasado en el primer #emprendeandtweet, donde se dieron cita emprendedores de todos los puntos de España que compartían las mismas ilusiones y energía para seguir adelante con sus sueños. A lo largo de la comida descubrí una mujer con mucha fuerza y carácter.

La Tienda de Almudena - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Durante este tiempo hemos mantenido el contacto por las redes sociales y por email, pero hacía tiempo que no coincidíamos, así que decidí ir a conocer la Tienda de Almudena. Botas, zapatos, botines, bolsos, guantes, bisutería, llaveros, paraguas, pashminas, camisas, chaquetas, sombreros, gorras, entre otras cosas, es lo que puedes encontrar en su tienda.

La Tienda de Almudena - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

En cada uno de los artículos que puedes adquirir hay presencia de la marca España, bien porque son marcas españolas (Pedro Miralles, Wonders, Mustang, Bridas, etc.)  bien porque la empresa fabrica en nuestro país (como es el caso de Vitti Love).

La Tienda de Almudena - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Almudena nos cuenta que la piel de los bolsos que vende en su tienda proviene de Ubrique, Madrid y Toledo, y descubrimos que algunos modelos de las botas que expone en sus estanterías son de Valverde del Camino (Huelva).

Bolsos Mira la Marela en la Tienda de Almudena - Foto: Amaya Barriuso 

Nos muestra los bolsos de Mira la Marela, inspirados en la iconografía española. La firma realiza los bolsos con la tela de los auténticos capotes y parecen verdaderas obras de arte cuando los tienes en tus manos.

La Tienda de Almudena - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

También nos muestra la marca Bass & Calfer, que realiza camisas para mujer y hombre, con una calidad excelente y los mejores acabados. Son un básico perfecto para poder combinar tanto para ir a la oficina como para un fin de semana informal.

Prendas Cortijo Verde en La Tienda de Almudena - Foto: Amaya Barriuso

En otro parte de la tienda, colgadas están las prendas de Cortijo Verde, chaquetas y camisas de calidad, estilo y elegancia. Se trata de modelos para cualquier tipo de mujer que quiere ir bien vestida y a la vez a la moda.

Bisutería de Nuria Mateos - Foto: Amaya Barriuso

En la vitrina de la tienda, se exponen piezas de Nuria Mateos, plata, bisutería y complementos. Hay pulseras de tela con perlas y plata, pendientes y collares. Una vista preciosa :-)

La Tienda de Almudena - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Almudena es una persona muy activa que no descansa ni cuando está en casa. No para de crear cosas originales y útiles. Como por ejemplo su última idea: perchas forradas con servilletas !!!

Perchas forradas con servilletas La tienda de Almudena - Foto: Amaya Barriuso

Ya sabéis un poco más sobre La tienda de Almudena. Ahora sólo os queda ir a visitarla y conocer en persona el espacio y a su dueña :-)

lunes, 24 de diciembre de 2012

Beppu, capital de los onsen

Comenzamos nuestra jornada muy pronto para iniciar el camino hacia Beppu. Esta vez tomamos un tren clásico, pintado de rojo y oro que parece sacado de una aventura de Tintin. Durante el viaje, hay una azafata que nos ofrece caramelos y va realizando fotos a los pasajeros que así lo quieren con un cartel conmemorativo del tren ;-) La ruta que realiza el tren es preciosa, ya que estamos rodeados de naturaleza, todo es verde con montañas y volcanes.

Tren destino a Beppu - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Cuando llegamos a nuestro destino, lo primero que hacemos es ir a la oficina de turismo de Beppu para recopilar toda la información posible. Esta vez nos alojamos en un ryokan, alojamiento tradicional japonés compuesto por suelo de tatami, onsen o baños termales y donde se duerme en el suelo en un futón.

Habitación del ryokan con futón en el tatami - Foto: Aránzazu Barriuso

La ciudad de Beppu es una mezcla de modernidad y desarrollo urbanístico mezclado con un aire provinciano. Lo primero que visitamos fueron los 9 infiernos, unas aguas hirviendo y burbujeantes con lodos. Después decidimos buscar un onsen para experimentar los baños de tierra caliente. Toda una experiencia !!!

Uno de los puntos calientes geotérmicos de Beppu - Foto: Ricardo Sada

Tras las nuevas vivencias, tomamos un autobús que nos lleva hasta nuestro nuevo barrio. Antes de ir al ryokan, entramos en un centro comercial cercano donde uno de los integrantes del grupo se compra una maravillosa maleta japonesa, ya que no tenemos sitio en las tres que llevábamos para las cuatro personas que vamos. Es cierto que después de llevar dos semanas en Japón, aunque hemos ido tirando cosas por el camino también hemos ido comprando recuerdos.

Onsen del ryokan de Beppu - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Esa noche decidimos ir a cenar a un restaurante japonés que nos recomiendan en el ryokan, en el cual nos invitan a cerveza si decimos que vamos de su parte. La recomendación es buena y cenamos de maravilla :-) Tras la cena tenemos reservado el onsen del ryokan, para el cual nos "vestimos" con las yukatas (vestimenta típica japonesa hecha de algodón que es más ligera que un kimono) y con chanclas. Tenemos 50 minutos para disfrutar del onsen, pero no pudimos aguantar ni media hora porque la tensión baja que casi llegas a marearte. Tras el baño viene la ducha y como nuevos !!!

Monte Aso - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Otro día más que madrugamos para ir a conocer el monte Aso (Aso-san). Es tan grande la caldera del volcán que la estación de tren está dentro y los bordes están a kilómetros de distancia. Un autobús nos lleva a uno de los volcanes interiores. Todo es de un verde intenso. Luego tomamos un pequeño teleférico, que no me gusta mucho ya que tengo claustrofobia. Llegamos a la cima, a la caldera del volcán Nakadake. La caldera bulle como un lago de aguamarina con ribetes amarillos. Los estratos de cenizas y el peligro que hay están presentes al ver los bunkers preparados para cualquier emergencia.

Monte Aso - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Tras la visita reponemos fuerzas en una terraza y degustamos bento (comida japonesa para llevar). Dentro del edificio que está contiguo al de la estación hay un precioso mercado con productos de la tierra, donde podemos conectarnos a internet gratis :-)

A la vuelta, coincidimos con un grupo de españoles con los que intercambiamos información sobre nuestro viaje. Se agradece coincidir con gente española y poder hablar tranquilamente en tu idioma de las experiencias que estamos viviendo en nuestra aventura nipona :-)

miércoles, 19 de diciembre de 2012

La moda española es sueño

Aprovechando la festividad por el Día de la Constitución, decidí ir a conocer el Museo Cerralbo y disfrutar de la exposición sobre la moda española. Siempre que viajo a otros países acudo a ver sus museos y los lugares más característicos para empaparme de su cultura. Pero al vivir en Madrid, siempre pienso que ya tendré tiempo de conocer los de mi ciudad, pero nunca encuentro el momento adecuado. En Nueva York me maravilló The Frick Collection de Henry Frick y en Amsterdam me encantó el Museo Van Loon, pero lo cierto es que la casa-museo Cerralbo no tiene nada que envidiar.

Salón Chaflán y Manolo Blahnik, Sala Árabe y Salita Rosa -
Foto: Amaya Barriuso

Una de las cosas que más me ha llamado la atención de mi visita es lo bien que se han integrado las diferentes piezas de la exposición en todas las estancias que conforman la casa-museo. Parece que siempre hubieran estado allí y nos transmitieran todas sus vivencias. Se trata de un viaje en el tiempo y, a la vez, un homenaje a los creadores que construyen cada día el prestigio de la Marca España.

Comedor de Gala y Ágatha Ruíz de la Prada, Manuel Piña y Sybilla,
Recibimiento de Verano y Jesús del Pozo, Salita Rosa y Lydia Delgado,
y Sala del Baño y Teresa Helbig  - Foto: Amaya Barriuso

La exposición "La moda es sueño" es un gran proyecto que engloba las creaciones más relevantes de la moda española de los últimos 25 años, en un escenario maravilloso: el Museo Cerralbo de Madrid.

Algunos de los detalles que se pueden contemplar en el Museo Cerralbo
 - Foto: Amaya Barriuso

Este palacio-museo agrupa en sus diferentes habitaciones importantes colecciones de pintura, escultura, dibujos y estampas, artes decorativas y objetos arquitectónicos de su fundador el XVII Marqués de Cerralbo, Don Enrique de Aguilera y Gamboa.

José Castro, Sybilla y Miguel Palacio - Foto: Amaya Barriuso

El Museo Cerralbo tiene dos plantas. En el piso del entresuelo dispone del Ala de Verano, el Ala de Invierno y la Escalera de Honor. En el piso principal encontramos la Armería, la Sala del Baño, la Sala Árabe, el Salón Estufa, el Pasillo de Dibujos, la Sala de las Columnitas, el Salón Vestuario, el Salón Imperio, el Comedor de Gala, el Salón de Billar, el Salón Chaflán, el Despacho del Marqués, la Biblioteca, la Galería Primera, Segunda y Tercera, y el Salón de Baile.

Recibimiento de Invierno y Miriam Ocariz junto a Duyos, Escalera de Honor
Descansillo Ala de Verano y David Delfín, Escalera de Honor Planta Principal
y Miguel Adrover, y Sala Árabe y Devota & Lomba - Foto: Amaya Barriuso

La moda española ha experimentado una auténtica explosión de creatividad durante años. Por ello, la exposición reúne las creaciones de nombres míticos como el maestro Cristobal Balenciaga o Manolo Blahnik, grandes nombres de la alta costura de los años 50 y 60, como Pedro Rodríguez, Pertegaz y Elio Berhanyer, y una nueva generación de creadores como Jesús del Pozo, Manuel Piña, Francis Montesinos, Adolfo Domínguez, Sybilla o Ágatha Ruiz de la Prada, que dieron difusión al concepto Moda de España.

Galería Primera con Juanjo Oliva y Carmen March, Galería Tercera con Roberto Verino y
Salón Chaflán con Balenciaga-Eisa y Manolo Blahnik - Foto: Amaya Barriuso

En "La moda es sueño" también están presentes Devota & Lomba, Victorio & Lucchino, Roberto Verino, Ángel Schlesser, Lydia Delgado, Amaya Arzuaga, Duyos, Ana Locking, Juanjo Oliva, Miguel Palacio, Carmen March, Ailanto, José Castro y muchos más, hasta llegar a 70 modelos !!!

Armería con Maya Hansen, José Miró y David Delfín, Comerdor de Gala con Ágatha
Ruíz de la Prada y Sala de Columnitas con María Barros - Foto: Amaya Barriuso

Las diferentes creaciones de los diseñadores de moda española se mimetizan en el entorno en perfecta armonía. Como por ejemplo, el corsé de Maya Hansen (traje de cóctel compuesto por corsé y falda de raso estampado) y el vestido de perlas de José Miró (corsé de seda bordado con 30.000 perlas Majórica en color rosa y gris), a modo de corazas que se exponen el la Armería.

Vitrina Joyas de Joaquín Verao y Helena Rohner - Foto: Amaya Barriuso

Junto a todos ellos, también se exhibe el trabajo de algunos de los más destacados diseñadores de joyas de nuestro país, como Joaquín VeraoChus BurésPaloma Canivet, Elena Cánter, Helena Rohner y Andrés Gallardo, cuyas piezas surrealistas se hayan custodiadas en una vitrina neo barroca del siglo XIX.


 Salón de Confianza y Josep Font, Despacho del Marqués y Purificación
García, Elena Benarroch y Ángel Schlesser, Galería Primera y Roberto Torretta
y Salón Vestuario y Loewe- Foto: Amaya Barriuso

Otro de los entornos a destacar es el espectacular vestido de alta costura de Josep Font (vestido de cuello alto, con cuerpo color crudo, de seda y lycra, estampado con flores, al que se han aplicado piezas de cristal de Swarovski. La falda está trabajada con bordados, volantes, plumas de pato y cristal de Swarovski y debajo lleva un cancán. El vestido se ajusta en el talle con un gran lazo azul de organza) junto con las porcelanas de Meisssen del Salón de Confianza. Una maravilla para la vista !!!

Escalera de Honor Descansillo Ala de Invierno y Lemoniez, Sala de Columnitas
con María Barros, Comerdor de Invierno y la instalación especial del Premio
a la creación Mango Fashion Awards, Salón Chaflán y Manolo Blahnik
y el Salón de Billar - Foto: Amaya Barriuso

En el Salón del Billar podemos observar la moda masculina con creaciones de Ana Locking (esmoquin estampado de hombre con chaqueta y pantalón de loneta y camisa de popelín), Adolfo Domínguez (parka de viscosa azul, chaqueta y pantalón de lino color arena, y camisa de viscosa y rayón del mismo color), Roberto Verino (pantalón y chaqueta de satén de lana virgen, jersey de lana con cuello cisne, y abrigo cruzado reversible de paño de cachemira y pelo de marmota color negro), Victorio y Lucchino (pantalón y chaqueta de terciopelo azul marino, con solapas y vivos en raso, camisa de popelín color blanco con gemelos de plata y corbata de seda natural color celeste), Devota & Lomba (chaqueta, pantalón y fajín de seda negro, camisa negra de algodón y pajarita amarilla de seda) y David Delfín (casaca de piezas superpuestas con efecto trampantojo, en lana, fieltro y algodón, y pantalón gris de acetato, poliamida y elastán).

Salón de Confianza, Salón Vestuario y Loewe, Aseo Galería Tercera y Manuel Piña
y detalle de la decoración de la Galería Primera - Foto: Amaya Barriuso

En el Salón de Baile nos deleitamos con las creaciones de Balenciaga-Eisa, Jesús del Pozo, Pedro Rodríguez, Elio Berhanyer, Pedro del Hierro, Sybilla, Amaya Arzuaga, Andrés Sardá, Ángel Schlesser, Juanjo Oliva, David Delfín, Mitzou, Francis Montesinos, Josep Font, Victorio y Lucchino y Hanibal Laguna.

El maravilloso Salón de Baile del Museo Cerralbo  - Foto: Amaya Barriuso

Desde aquí quiero dar las gracias a las comisarias Lucía Cordeiro e Isabel Vaquero, y a la organización: Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte), Revista Marie Claire y Asociación de Creadores de Moda de España (ACME).

lunes, 17 de diciembre de 2012

Kyushu, cuna de la civilización japonesa

Comenzamos un nuevo día de nuestro maravilloso viaje por el país del sol naciente. Esta vez vamos a ir bajando hacia lugares menos turísticos. Nuestro destino es Fukuoka. Como os he ido contando en cada uno de los posts anteriores, el hotel en el que nos alojamos está a tan sólo diez minutos de la estación de tren, ya que nos movemos con nuestro Japan Rail Pass.

Fukuoka de noche - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Fukuoka está situada en el extremo norte de la isla de Kyushu en Japón. Es la mayor ciudad de dicha isla, la tercera en tamaño del país y la más al sur de las islas principales. Además, es considerada el lugar de nacimiento de la civilización japonesa y es la segunda más joven. Es una ciudad que tiene algunos canales y como es puerto de mar, tiene un barrio rojo muy peculiar. Terminamos el día con una tormenta tremenda que nos hace llegar al hotel empapados. :-(

Ferry Fukuoka-Shikanoshima - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Al día siguiente, las chicharras comienzan su canto a las nueve de la mañana. Durante la nueva jornada iremos a la playa. Tomamos un taxi para ir al puerto y coger un ferry rumbo a la isla de Shikanoshima. El trayecto dura media hora y al pisar la isla sentimos un calor insoportable. Una vez allí, descubrimos que la playa es privada y que está dividida en parcelas. De hecho, fuera hay alguna persona que te "invita" a que entres a su local. Son estancias amplias, con tatami y mesitas para poder tomar tranquilamente un té verde mirando hasta el infinito.

Pequeño restaurante en la isla de Shikanoshima - Foto: Aránzazu Barriuso

Tras disfrutar de la mañana en la playa, decidimos ir a comer al primer restaurante pegado al mar que encontramos. No sabíamos el acierto de aquella decisión. Nos atiende el dueño que habla en inglés y algo de español. Es un japonés encantador que nos sugiere lo que vamos a comer. Comimos muy bien y disfrutamos de unas vistas espectaculares :-)

Ya es la hora de volver y tomamos el ferry de vuelta. Una vez en Fukuoka, damos un paseo por la zona comercial hasta llegar a nuestro hotel para descansar. No es una ciudad muy atractiva, la verdad.

Castillo de Kumamoto - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Partimos rumbo a Kumamoto, que se encuentra en el centro de la isla de Kyushu. Allí nos espera su castillo. Está bien restaurado tras sufrir un incendio en el sigo XIX y han aprovechado para hacer un museo muy interesante en su interior. También hay japoneses disfrazados de samurais que se prestan a interactuar con los turistas para hacerse fotos de recuerdo divertidas.

Pinturas de los "fusuma" en el Palacio del castillo - Foto: Ricardo Sada

En la hora de la comida descubrimos otro de los inventos de los japoneses. El restaurante que elegimos para comer no dispone de camareros que toman la comanda. Nada más entrar al establecimiento observamos que hay a nuestra derecha dos máquinas donde podemos seleccionar la comida. Tenía botones con fotos de la comida. El sistema consiste en seleccionar la comida e introducir el dinero. Luego sale un ticket con el que te vas a tu mesa y te sientas. Un camarero del restaurante se lo lleva y al momento te trae la comida !!!

Máquina donde se selecciona y compra la comida 

Volvemos al hotel a descansar después de tanta aventura para madrugar bastante al día siguiente, ya que vamos a Beppu.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

El Rincón de Mamá, un bello homenaje

La semana pasada he conocido El Rincón de Mamá, un lugar en el que Marisa ha querido hacer un pequeño homenaje a su madre, que ya falleció hace algunos años.

El Rincón de Mamá - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Marisa me cuenta que su madre era una mujer presumida que se pintaba, se ponía sus pendientes y llevaba sus bolsos, cuidando todos los detalles. Por eso en la tienda se pueden adquirir todos esos artículos y muchos más :-)

El Rincón de Mamá - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Cuando llego hasta la tienda me sorprende la distribución, ya que es un local dividido en dos espacios totalmente diferenciados y que nada tienen que ver uno con otro.

El Rincón de Mamá - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

En una parte encuentras electrodomésticos y en el otro El Rincón de Mamá. Me comenta Marisa que la tienda de electrodomésticos es un negocio familiar que sigue manteniendo por tradición.

El Rincón de Mamá - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

El Rincón de Mamá nació poco a poco, ocupando un pequeño espacio dentro de la tienda familiar, hasta ir ganando más espacio dentro del local y adquiriendo mayor protagonismo.

Parte del escaparate del Rincón de Mamá - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

En cuanto pasas al Rincón de Mamá encuentras un lugar de encuentro, de charla, donde puedes compartir con Marisa, y con cualquier persona que se encuentre allí, una agradable conversación mientras tomas un te o un café. Os cuento esto porque a mi me pasó cuando fuí a visitarlo. Fue a ver a Marisa su amiga María y al final acabamos las tres sentadas y charlando hasta que llegó la hora de cerrar la tienda ;-)

El Rincón de Mamá - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

En El Rincón de Mamá además de encontrar a Marisa y un acogedor lugar de interesantes conversaciones también puedes disfrutar de las maravillosas velas de Point la Ligne, los ambientadores y perfumes de Berger, los bolsos de Corazón de Melón que se venden en exclusividad en El Rincón de Mamá, fundas para Iphone con strass, y mucho más.

El Rincón de Mamá - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Os invito a visitar este lugar para que podáis descubrir su encanto y disfrutar del acogedor ambiente que ha creado Marisa, tanto por la decoración como por el olor que envuelve todo.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Kyoto, tradición y modernidad

Empezamos un nuevo día en Japón, hoy vamos camino de Kyoto. Como ya es habitual en el viaje, el hotel está cerca de la estación de tren. Tras registrarnos y dejar nuestras maletas, vamos a disfrutar de una merecida comida. Comemos en un japonés de la estación que es bueno y barato, como casi todos los del país.

Kiyomizudera es un conjunto de templos budistas - Foto: Ricardo Sada  

Cuando terminamos, emprendemos nuestro camino hacia el templo Sanjusangendo, pero llegamos justo cinco minutos después del cierre y no podemos hacer la visita. Entonces decidimos acudir al Kiyomizudera, que está cuesta arriba. Es un lugar muy turístico, en el que destaca sobre todo mucho turismo interior.

Tiendas tradicionales japoneses - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Caminamos deshaciendo el camino, cuesta abajo, por calles muy pintorescas como Sann-zaka (cuesta de los 3 años) y Ninen-zaka (cuesta de los 2 años). Son lugares repletos para comprar recuerdos y donde podemos disfrutar de más templos y santuarios. Como podéis observar en la imagen, los cables están al descubierto por la frecuencia de terremotos que se producen en esta zona. También encontramos en nuestro recorrido una estatua de Buda enorme, de la cual sobresale su cuerpo por encima de las tapias que lo protegen. Es la Ryozen Kannon. Sinceramente, no me gusta porque rompe la estética del lugar.

Enorme estatua de Buda - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Mientras seguimos disfrutando de nuestro camino, va anocheciendo y se van encendiendo muchos farolillos que le dan una aire más espiritual. Atravesamos el parque Maruyama y salimos por la entrada del Chion'in. Ya es noche cerrada y nos dirigimos hacia el barrio de Gion, donde las maiko y las geishas no se dejan ver :(

Farolillos típicos japoneses - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Nos percatamos que estamos a una hora andando hasta el hotel y es cuando nos damos cuenta lo grande que es la ciudad. El recorrido se nos hace más ameno porque encontramos la calle Gojo dori que tiene tiendas muy interesantes, lo cual nos ayuda a no recordar el cansancio que llevamos encima. Tras una dura jornada de turismo, cenamos y caemos en la cama rendidos.

Un edificio de la calle Gojo dori en Kyoto - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Pero esa noche no iba a ser una noche como las demás de nuestro viaje. Soy una persona que tiene la suerte de dormir bien y no hay casi nada que me despierte. Pues esa noche, sobre las cinco de la mañana algo me hace despertar. Abro los ojos después de sentir un temblor tremendo. No sabemos muy bien lo que pasó, pero nos imaginamos que fue un movimiento de tierras. Por la mañana nos enteramos que había sido un terremoto de 6,5 cerca de Tokio y que el tifón que llevaba sobre Japón varios días se aleja después de destrozar Taiwán. Vaya experiencia !!!

Estación de tren de Kyoto - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Gracias a que el día que llegamos a Kyoto compramos unos pases para coger el autobús, tomamos uno rumbo al castillo Nijo jo, que está situado en el centro. Cuando llegamos nos enteramos que los martes cierra, justo era martes !!! Así que tomamos otro autobús y vamos al templo de Ryoanji, el cual tiene un jardín con 15 rocas. Es curioso que sólo existe un punto desde el que se pueden ver todas las rocas.  En cada una de sus partes se puede respirar un ambiente zen maravilloso.

Parte del jardín del templo de Ryoanji - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Una vez terminada esta visita, retomamos el camino hacia el templo dorado o el Kinkakuji, uno de mis lugares favoritos del viaje. Se trata de un templo construido originalmente en 1397 como una villa de descanso, para luego convertirse en un templo zen, el cual se quemó varias veces durante la guerra Onin, por lo que ha sufrido algunas reconstrucciones.

Templo de dorado o Kinkakuji - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

También conocemos el templo de plata o Ginkakuji, en el extremo opuesto de la ciudad. Construido en 1474 buscando emular al templo dorado, pero no se pudo recubrir el edificio con plata tal y como se había planeado en un principio.

Templo de plata o Ginkakuji - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Durante el día, además visitaremos el templo budista Sanjusangendo. Su nombre significa edificio con 33 espacios, haciendo referencia a los 33 espacios que separan las columnas que mantienen el templo en pie. En el mismo, se celebraban torneos con arco. Es una pena que no se puedan realizar fotografías en su interior porque está lleno de estatuas de Buda, habrá centenares de ellas, y como el templo es alargado, dan una perspectiva increíble. Es espectacular !!!

Templo budista Sanjusangendo en Tokyo - Foto: Aránzazu Barriuso

Nuestra siguiente parada es Inari, donde conocemos los infinitos toris de Fushimi-Inari. Es el principal santuario sintoísta dedicado al espíritu de Inari y se encuentra situado en la base de una montaña. Es un lugar de entrada libre y, como vamos a última hora de la tarde, casi no hay turistas. Este lugar me fascino en una de mis películas favoritas Memorias de una geisha. Hago lo mismo que la protagonista y me pongo a correr con los brazos abiertos recorriendo todos los toris :-)

Toris de Fushimi-Inari en Kyoto - Foto: Aránzazu Barriuso Terrazas

La siguiente jornada la iniciamos con la visita al Palacio Nijo-jo. Se trata de un palacio precioso, cuyos paneles están pintados por la escuela de Kano, junto con la curiosa inclinación de la fortaleza.

Palacio Nijo-jo en Kyoto - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Tomamos un taxi a la estación para ganar tiempo y coger un tren dirección a Nara. Cuando llegamos hace un calor insoportable, así que decidimos ir a comer para reponer fuerzas y refrigerarnos. Iniciamos la subida hacia la cima. Según vamos subiendo compramos galletas "shika sembei" para poder dar de comer a los sagrados ciervos que se encuentran libremente alrededor de la zona. Descubrimos que no sólo les gustan estas galletas, sino también los mapas ;-)

Los ciervos comiendo - Foto: Amaya Barriuso Terrazas

Tras un buen rato caminando, llegamos al maravilloso templo Todaji, la construcción de madera más grande del mundo. Su grandiosidad impresiona desde fuera, cosa que sorprende aún más en su interior.

Templo Todaji en Nara - Foto: Aránzazu Barriuso Terrazas

Sorprendentemente, en este templo no debemos de descalzarnos y podemos fotografiar al gran Buda que se haya en el interior, entre muchas más cosas.

Gran Buda que se puede admirar en el interior - Foto: Amaya Barriuso

Nuestra última jornada en Kyoto la dedicamos para visitar el castillo de Himeji. Lo recorremos por dentro con un sinfín de escaleras, pasillos, troneras, puertas, etc. Vale la pena el esfuerzo y disfrutar de la vista desde lo alto. Todo el interior se hace con los zapatos en una bolsa ;-)

Castillo de Himeji - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Además del magnífico castillo, hay un pequeño jardín precioso con un estanque con carpas muy bien criadas, igual que lo bien cuidados que están todos los jardines japoneses.

Jardín típico japonés de Himeji - Foto: Ricardo Sada Gargantilla

Dejaremos nuestra aventura de Kyoto para comenzar a bajar hasta Hakata y hospedarnos en Fukuoka.